SEGURIDAD

Los muebles se montan con tornillos, y éstos a veces se aflojan con el paso del tiempo. Conviene que revises los tornillos cada cierto tiempo (por ejemplo, cada seis meses), sobre todo en los muebles más grandes, como la torre, la caja de juegos y el sanitario.


LIMPIEZA

El mantenimiento que aconsejamos es muy sencillo.

Superficies de madera: para su limpieza regular, es suficiente con pasar un trapo húmedo (agua) cuando consideres necesario. Evita utilizar productos químicos porque los gatos son muy sensibles a los olores. Si en algún momento consideras que el mueble requiere una limpieza más intensa, utiliza jabón líquido diluido en agua y aclara muy bien.

Superficies textiles: las camitas van a acumular pelos de tu gato. Mi consejo es que retires los pelos pero que no laves las camitas salvo si están sucias. ¿Por qué? Para tu gato es muy importante reconocer su propio olor en las camitas. Cuando necesites lavarlas, cepíllalas con agua del tiempo o mételas en un cubo con agua fría. Mejor que no uses jabón. Tampoco emplees agua caliente ni secadora.