Caudania - qué es la gatificación

¿Ya has oído hablar de la gatificación (o catification en inglés)? El término gatificación se está popularizando como sinónimo de proceso de adaptación del hogar para hacerlo más amigable para los gatos y facilitar la convivencia entre gatos, otras mascotas y humanos.

Hay dos claves principales en la gatificación:

  • organizar el flujo de movimiento o tráfico del gato o los gatos
  • distribuir bien los espacios principales

ORGANIZAR EL FLUJO DE MOVIMIENTO O TRÁFICO

Si tienes un gato, ya habrás visto que puede pasar mucho tiempo desplazándose sin tocar el suelo, saltando de un mueble a otro. Y si en lugar de uno tienes dos gatos, seguramente habrás presenciado algún encontronazo entre ellos. La gatificación consiste en construir caminos, zonas seguras y vías de escape para que tu gato, o tus gatos, se sientan cómodos en el hogar.

Piensa en el tráfico terrestre, pero también en el aéreo ;) Los gatos se desplazan sin necesidad de tocar el suelo, saltando de un mueble a otro, sirviéndose de estanterías, repisas, sofás o cualquier otra superficie elevada que encuentren.

Además, tienes que conocer los siguientes elementos (tomados del libro de Jackson Gallaxy Catification: Designing a happy and stylish home for your cat (and you!)'.

  • Puntos peligrosos, zonas de emboscada y callejones sin salida: las zonas de la casa donde se producen más problemas. Pueden ser conflictos entre gatos, con otras mascotas o con personas. A menudo son resultado de cómo se colocan los muebles y basta con colocarlos de forma diferente. Estudiando el espacio se puede encontrar una solución para acabar con estas áreas peligrosas. A veces hay que echar mano del ingenio para crear vías de escape mediante repisas, torres o escaleras.
  • Caminos para gatos: Un camino permite recorrer una habitación sin tocar el suelo. Dicho de otro modo, un sueño hecho realidad para tu gato. Un circuito es clave para crear buen flujo de tráfico y dar acceso a tu minino al mundo vertical. Imagina que el circuito empieza por una pequeña mesa donde se sube tu gato, luego continua por el sofá, otro mueble, la repisa de la ventana, una estantería, otra estantería, etc El circuito hace feliz al gato porque puede recorrer varios metros sin tocar el suelo. En el mercado ya existen productos que ayudan a crear estos caminos, como pequeñas repisas (éstas son las que te proponer Caudania).
  • Repisas o rampas: estas pequeñas plataformas permiten al gato acceder o salirse del circuito, y funcionan también como vía de escape.
  • Destinos y descansillos: Cuando creas un camino o circuito para tu gato, conviene que el final del recorrido merezca la pena. Eso animará a tu gato a moverse hasta allí. Puede ser una cómoda cama o un comedero, por ejemplo. Los descansillos están para hacer un alto en el camino, desde donde otear lo que pasa alrededor.

 

 

DISTRIBUIR BIEN LOS ESPACIOS PRINCIPALES

Retomo aquí el contenido del artículo ¿Qué espacios necesita tu gato? Tu gato necesita los siguientes espacios:

  • Para dormir: los gatos no quieren que les molesten, como a ti. Suelen elegir una superficie mullida (cama, sofá, sillón, alfombra...) pero pueden llegar a dormir en superficies insospechadas (la mía elige la vitro en verano porque está fresquita). Te recomiendo que antes de comprar nada, te fijes cuáles son lugares favoritos y que pongas ahí una mantita, un cojín o un mueblecito. A veces buscan un lugar extra protegido, en forma de cueva, más pequeño y cerrado, con una sola entrada/salida.
  • Para descansar de ti: tu gato te quiere aunque no te lo diga, pero también le gusta alejarse de ti a ratos. ¡No te lo tomes a mal! Reserva un espacio para tu gato donde no le molestarás. Será su santuario donde se sentirá tranquilo... y se hará el interesante.
  • Para rascar: si no quieres que rasque en sofás y otros muebles, pon uno o varios rascadores en las zonas donde paséis más tiempo (el salón, por ejemplo). Olvídate de colocarlo en un rincón porque no te gusta tenerlo a la vista. Tu gato lo ignorará igual que tú.
  • Para distraerse: los gatos son curiosos y una ventana con vistas a la vida exterior es el mejor regalo que le puedes hacer. ¡Es su suscripción a Netflix! Procura que pueda mirar de forma segura desde una ventana, tal vez con la ayuda de un mueble o una repisa. Si vas a abrir la ventana, debe tener red de seguridad.
  • Para jugar: hay que jugar con los gatos. Lo digo porque a veces se nos olvida :(  El salón y los pasillos son las mejores zonas para hacerlo. Evita jugar ahí donde esté la comida, el sanitario y el santuario.
  • Para comer: la regla de oro es que la comida no debe estar cerca del arenero. ¿Tú comerías en el baño? Elige un lugar tranquilo pero de fácil acceso y donde no se sienta acorralado. Evita también los pasillos y las zonas más transitadas. Yo tengo el comedero junto a una de las paredes del comedor.
  • Para evacuar: para tu gato es importante aliviarse en un sitio tranquilo, alejado de la comida y donde se sienta seguro. Si lo pones el tu baño, acuérdate de mantener la puerta abierta. 

Sigue leyendo el artículo Gatificación: cómo adaptar tu hogar para hacerlo más habitable para tu gato. Aquí encontrarás trucos prácticos de gatificación.

 

¿Quieres hacer tu hogar más acogedor para tu gato y para ti? Te animo a que descubras los productos disponibles en la tienda Caudania.com diseñados para tu gato y para ti. 

Gatificar

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados. No dudes en revisar nuestra Política de Privacidad