Cómo te dice tu gato que te quiere - Las pruebas del amor gatuno

¿Qué pensarías si te dijeran que tu pareja te quiere menos que tú a ella, que va a su bola, que no es cariñosa, que sólo está contigo por interés? Nadie quiere oír esto, ¿verdad? Pues los que vivimos con gatos, lo escuchamos a menudo. Todavía hay mucha gente que desconoce la naturaleza de los felinos domésticos y cree que son incapaces de amar a los humanos.


Los gatos AMAN A SU MANERA.


Quienes compartimos casa con uno o varios gatos sabemos cuando éstos nos están diciendo ‘me gusta estar contigo’, ‘me gustas’ y ‘te quiero’. Y también cuando nos piden que les dejemos tranquilos, porque los gatos, hay que reconocerlo, son muy particulares.


¿Quieres saber cómo demuestran los gatos su amor hacia los humanos? Aquí tienes algunas de las pruebas del amor gatuno.


Se frota en tus piernas

¡Es una imagen icónica! Muchos de los spots de comida para gatos muestran a un feliz menino frotándose contra las piernas de su cuidador porque es uno de los gestos de amor gatuno más reconocibles. Y no se trata sólo de una muestra de cariño: el gato está también marcando al humano, como si fuera de su posesión. ¡Menudo es él!


Ronronea

Este sonido con nombre propio sólo lo emiten los gatos y algún felino salvaje. Es un sonido muy tranquilizador y se produce al vibrar las cuerdas vocales mientras el gato inhala y exhala aire. Para el humano es una sensación muy bella estar junto un gato que ronronea. Dicho esto, en ciertas ocasiones, el gato también puede ronronear si siente miedo o dolor. Es menos habitual pero puede ocurrir.


Da golpecitos con su cabeza

Yo lo llamo el ‘momento toro’. Cuando Sabina se pone a mi lado en el sofá o en la cama y reclama mimos empujando mi mano con su cabeza. A mí siempre me despierta una sonrisa este gesto gatuno porque me imagino la conversación interna de Sabina, algo así como ‘me apetecen unas caricias, voy a ver de qué humor está este humano mío’.

 

Lame tu mano

Otro indudable gesto de amor gatuno es cuando el minino lame la mano. Los gatos se lavan a sí mismos lamiéndose, y las gatas lamen a sus crías. Es un gesto de cariño y de higiene. Cuando un gato lame a un humano, le está diciendo que le importa y que le considera de su familia. Espero que puedas disfrutar de esta experiencia, incluso si su lengua es más áspera de lo que desearías.


Huele tu nariz

No todos los días, pero con cierta frecuencia mi gata se acerca cuando estoy sentado o tumbado para olerme la nariz y la boca. Tal vez sea para averiguar qué he comido. El caso es que este gesto es una interacción social, una forma que tiene el gato de acercarse al humano y estrechar lazos afectivos. 


Se sienta a tu lado

Estoy en el sofá tranquilamente y Sabina se acerca para sentarse junto a mí. ¿Qué más puedo pedir? Tal vez no lo hace todas las veces que quisiera, así que cuando se anima a pasar un rato junto a mi, ¡lo disfruto doblemente! En estos momentos, tengo que evitar moverme con brusquedad porque a la mínima Sabina se levanta y busca un lugar más tranquilo.


Te recibe en la puerta

Cuando entro en casa después de estar fuera unas horas, mi gata viene corriendo a recibirme, si es que no está ya esperándome junto a la puerta. En ese momento se deja acariciar y me suelta unos maullidos que, dependiendo del tono, se pueden interpretar como ‘qué alegría verte de nuevo’ o ‘vaya horas de venir, que estaba aburrida de estar sola’.


Te amasa 

¡Qué gracioso este gesto gatuno! Los mininos suelen utilizar sus patitas para amasar su camita, sobre todo si ésta es suave, para conseguir un mejor sueño y para marcar su territorio. Es su forma de decir ‘esta cama es la mar de cómoda y es para mí’. Y también ocurre que el gato puede amasar al humano, especialmente alguna parte más blandita, como la barriga. En este caso el mensaje que está transmitiendo el gato es de pertenencia: ‘te masajeo porque eres de los míos’.


Te muestra la panza

El perro y el gato comparten este gesto de acercamiento. Tumbarse en el suelo boca arriba y mostrar la barriga es una muestra de confianza del animal hacia el humano. Se trata de una posición muy vulnerable, y si el gato la adopta es porque tiene plena confianza en el humano. A veces también es una invitación al juego.


Te deja regalos

Por más tiempo que lleven conviviendo con los humanos, los gatos conservan su instinto cazador. Esto significa que si en casa se cuela un pájaro, un ratón o alguna otra posible presa (puede ser incluso un juguete), el gato intentará cazarlo. Y si lo consigue, esa presa puede acabar siendo tu regalo. En mi caso, Sabina consiguió en dos ocasiones cazar pequeños pájaros que tuvieron la desdicha de meterse en casa. Como si fuera el mayor de los trofeos, Sabina los dejó sobre mi cama, a modo de ofrenda. Aunque para nosotros los humanos esto puede resultar desagradable, se trata de un gesto de orgullo y amor gatunos.


Mueve su cola lentamente

La cola es una de las partes del cuerpo que mejor expresa el estado de ánimo del gato. Cuando éste está relajado y seguro, la cola tienda a levantarse. Si además la mueve despacio y de forma sinuosa, como si fuera una cobra, es que está la mar de feliz junto a ti.


Entrecierra los ojos

¿Te has fijado cómo cambia la expresión facial del gato en función de su mirada? Si notas que mira de forma relajada, con los párpados ligeramente entornados, es que se encuentra a gusto a tu lado. Mi consejo en este caso es que le devuelvas una mirada tranquila, cerrando los ojos un par de segundos. Es una forma de decirle ‘tengo confianza en ti’.


Maúlla

El apartado de los maullidos da para un artículo entero porque los hay de todo tipo para expresar mensajes diferentes. Lo que resulta curioso es que los gatos emiten estos sonidos para comunicarse más con los humanos que con los de su especie. Los maullidos para manifestar cariño suelen tener un tono más agudo. Explicaremos más en un próximo artículo en este blog.

 

¿Cómo te dice tu gato que te quiere? No dudes en compartirlo usando el formulario de abajo.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados. No dudes en revisar nuestra Política de Privacidad