A qué dedican su tiempo los gatos - Caudania

Para una convivencia armoniosa, conviene que conozcas las costumbres de tu minimo. Hazte a la idea de que vivir con un gato no dista mucho de vivir con tus padres o tu pareja. Más vale conocer cómo emplea el tiempo y qué le gusta hacer con él para que la convivencia sea más fácil.

Para simplificar, las actividades principales de los gatos son:

  • dormir/descansar
  • jugar/cazar
  • trepar
  • observar
  • acicalarse
  • rascar
  • comer
  • evacuar

DORMIR/DESCANSAR

Parece que los gatos han nacido cansados, ¿verdad? Se pasan la mayor parte del día (y de la noche) tumbados, durmiendo o descansando. De hecho, estos animales duermen un 75% del día, ¡unas 16 horas! Según los expertos esto se debe a que son animales muy listos que consiguen su alimento rápidamente y pueden dedicar el resto del tiempo a descansar.

El número de horas dedicadas a Morfeo cambia con la edad. De cachorros duermen hasta el 90% del día. Y a partir de los 10 años de edad empiezan también a prolongar sus horas de sueño.

¿Qué puedes hacer tú? Tu gato tiene una cualidad especial para encontrar el mejor lugar de la casa para descansar, que puede ser tu cama, un sillón, una silla... (o la vitrocerámica en verano porque está más fresquita). Con todo, conviene que les proporciones su propio lugar, un pequeño espacio que considere como propio y seguro. Primero analiza sus preferencias: qué altura prefiere (a ras de suelo, a media altura, bastante alto) y qué tipo de espacio (abierto, medio abierto, bastante cerrado). Segundo, adquiere o haz tu mismo la casita que consideras se adapta a sus gustos.

 

JUGAR/CAZAR

No olvides que tu gato es un animal depredador, y aunque se alimente de comida preparada nunca pierden su instinto cazador. Jugar y cazar a veces es lo mismo para él, por eso es tan importante que juegues con tu minino y así dar respuesta a ese instinto.

¿Qué puedes hacer tú? Lo importante no es que le regales muchos juguetes, sino que los utilices con tu gato. Unos días puedes utilizar uno, y otros días otro, para no aburrirlo. Le gusta explorar y sorprenderse con nuevas cosas. Haz lo posible por generar o tener pequeños espacios donde puedan entretenerse.

TREPAR

Puede ser que tu gato prefiera estar agazapado en algún rincón del suelo, pero la mayoría de los gatos adoran estar en alto y sentirse dueños del cotarro. Si pueden, se subirán a muebles o ventanas para otear mejor lo que ocurre. Tus muebles se van a convertir en escaleras, pasarelas y senderos para ellos.

¿Qué puedes hacer tú? Piensa en adaptar espacios de tu casa para tu gatos. En el argot, “gatificar”. Atrévete a crear una autopista gatuna aprovechando alguno de tus muebles y varias estantes o repisas. Aprende más sobre la gatificación y cómo aplicarla en tu casa.

OBSERVAR

Tu gato es un gran cotilla. En cuanto algo llama su atención, ahí que fija la mirada y las orejas. Pueden estar horas frente a la ventana viendo la vida pasar. Después de ti, éste es su mayor entretenimiento.

¿Qué puedes hacer tú? Analiza tu hogar y piensa qué puedes hacer para que tu gato pase cómodamente mucho tiempo mirando por la ventana, de una forma segura. Puedes utilizar muebles que ya tengas o adquirir repisas. 

ACICALARSE

Ver a los gatos limpiándose es hipnótico, ¿verdad? Ellos pasan horas cada día acicalándose, y nosotros podemos pasar horas viéndolos. Este hábito tan felino tiene varias funciones y la primera es puramente higiénica. Al lamerse se limpian y se retiran los pelos muertos. Lamerse también les ayuda a desparasitarse y deshacerse de las pulgas, garrapatas y piojos que puedan llegar hasta ellos. Pero aquí no queda todo: el acicalado los relaja, los ayuda a controlar su calor corporal (sobre todo cuando hace calor) y puede constituir un gesto de inclusión social.

¿Qué puedes hacer tú? Hay cuidadores que bañan a sus gatos y otros que no. Esto depende sobre todo de si el animal acepta el baño con agua y de si se le ha acostumbrado desde que era pequeño. Por lo general, a los gatos que no salen de casa no es necesario bañarlos. Incluso si se manchan con algún producto a menudo basta limpiarlos con un paño húmedo.

Hay algo que conviene que hagas por tu gato: darle acceso a una planta apta para que muerda o jarabe de malta periódicamente. Comer hierba es la forma que tienen los gatos para purgarse y eliminar las bolas de pelo que se forman en su interior de tanto lamerse. En cualquier veterinario o tienda especializada puedes encontrar semillas de hierba y jarabe de malta.

Si tu gato es de pelo largo, es posible que ese pelo se acabe enredando y no haya forma de que tu gato lo arregle. Acércate al veterinario y pregúntale lo que conviene hacer en este caso.

RASCAR

No hay gato que no rasque. Es parte de su gen cazador: tienen que tener las uñas afiladas para defenderse y para marcar territorio. Esta actividad gatuna es, probablemente, la que más molesta a los humanos, especialmente cuando se realiza en los muebles (lee Por qué los gatos arañan).

¿Qué puedes hacer tú? Si hay un gato en casa, tiene que haber al menos un rascador. Es casi tan importante como darles de comer. Busca en cualquier tienda porque encontrarás gran variedad, y no son caros. La mayoría son de sisal o de cartón. Anota estos dos consejos: para que se animen por el rascador en lugar de dejar marcas en tus muebles, echa hierba gatera en el rascador de vez en cuando. ¡Les encantará! Y coloca los rascadores cerca de los muebles y en los espacios donde pasan más tiempo. De nada sirve si los escondes en un rincón (Esta es la propuesta de rascador de Caudania).

COMER Y BEBER

¿Has notado que los gatos administran mejor la comida que otras mascotas? Los perros, por ejemplo, tienden a comer todo lo que encuentran en su plato. Los gatos, sin embargo, son capaces de comer pequeñas cantidades varias veces al día. Como siempre, hay excepciones: algunas mascotas comen más de la cuenta y engordan, así que hay que administrarles bien las cantidades (además de animarles a que se muestren activos).

¿Qué puedes hacer tú? Lo habitual es disponer de tres cuencos: uno para comida seca, otro para comida húmeda, y un tercero para el agua. Este último, mejor que esté algo alejado de los otros porque a muchos gatos no les gusta mezclar olores. Puedes optar por colocar los cuencos en pequeñas estructuras que aportan un poco de altura, para que el animal no tenga que agachar tanto el cuello.

Te sugiero también que no pongas la comida a ras de suelo sino en un sitio más alto, sobre todo si hay más mascotas (perros) en casa. Las ventajas de poner la comida a tu gato en un posición más alta son varias: los gatos se sentirán más protegidos mientras comen; el gato irá a la comida sólo cuando sienta hambre y evitará picar por capricho; un poco de ejercicio extra evitará el sobrepeso, cada vez más frecuente entre mascotas.

EVACUAR

¿Cuántas veces va un gato al baño? Para resumir, diremos que en condiciones normales un gato adulto defeca una vez al día y hace pis unas 3 o 4 veces. Pero todo depende del tipo de alimentación que tome, de la cantidad de agua que consuma, del ejercicio que haga, la edad, posibles enfermedades o tratamientos médicos… Todo esto afecta a la frecuencia con que va al sanitario. Los gatos cachorros, por ejemplo, se alivian con más frecuencia que los adultos.

¿Qué puedes hacer tú? Ten el arenero siempre a punto, con suficiente arena y cuidando de cambiarla regularmente (cada arena tiene sus propias indicaciones). Estos areneros de plástico pueden ser cubiertos o descubiertos. Si quieres ocultarlos de la vista y hacer el baño de tu gato más elegante, mete el arenero dentro de una caja de madera.

.

 

 

¿Quieres hacer tu hogar más acogedor para tu gato y para ti? Te animo a que descubras los productos disponibles en la tienda Caudania.com diseñados para tu gato y para ti.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados. No dudes en revisar nuestra Política de Privacidad